El estrés en el perro

El estrés en el perro

El estrés en el perro, es el proceso interno que le activa de forma inespecífica para buscar una solución y adaptarse a una situación.

Provoca una serie de cambios fisiológicos, emocionales y cognitivos generando una percepción alterada de los estímulos, contextos y situaciones respecto a un estado de calma.

Este proceso tiene varias fases: una reacción de alarma en la que se percibe la situación problemática en la que el perro se sobre activa, otra fase adaptativa o de resistencia en la que se intenta solucionar el problema y, por último, una fase de agotamiento en la que el perro se agota física y/o emocionalmente por no ser capaz de solucionarlo o ha dedicado demasiado tiempo a intentar resolverlo.

Probablemente el estrés sea la causa principal de numerosos problemas en nuestros perros.

¿Sabemos identificarlo?

Podemos identificar síntomas físicos que nos informan de la presencia de estrés en nuestros perros:

  • Se rasca con demasiada frecuencia
  • Jadea
  • Alteración del ritmo cardíaco (no explicado por otras razones)
  • Presenta caspa o alergias de piel con frecuencia
  • Vomita o saliva en exceso
  • Se sacude
  • Se relame
  • Bosteza
  • Repite comportamientos ilógicos

El estrés en el perro

Cuando nuestros perros están estresados puede verse alterada la convivencia diaria.

¿Qué es lo que puede estresar al perro en su vida diaria?

  • Castigos inadecuados
  • Rutina de paseos incorrecta
  • Exceso o falta de actividad
  • Interacción diaria. Observarle o controlarle muy a menudo, caricias inadecuadas, discusiones o gritos en el entorno, etc.
  • Falta de descanso o interrumpirle mientras duerme con frecuencia
  • Adiestramiento inadecuado con métodos incorrectos o con una exigencia equivocada para su edad y capacidad
  • Juegos excitantes
  • Falta de estimulación mental o aburrimiento
  • La soledad o vivir fuera del núcleo familiar
  • Falta de rutinas estables, frecuencia de novedades o cambios
  • Deficiente comunicación
  • No sentirse comprendido

El estrés en el perro

Es importante saber reconocer cómo gestionan nuestros perros el estrés.

Hay individuos que tienen bastantes picos de estrés al día, pero los gestionan de manera muy efectiva, no suponiendo un problema.

Sin embargo, otros tienen pocos picos, pero los gestionan fatal.

La valoración y tratamiento debemos fundamentarlos en cómo gestiona el perro el estrés y no en qué lo produce exclusivamente.

Disponemos de muchas herramientas específicas para actuar sobre el estrés para reducirlo y enseñar a nuestros perros a gestionarlo: trabajos de olfato, reconstrucción del entrenamiento y la relación social, prendas anti estrés, conductas tranquilizantes, masajes, feromonas apaciguantes, aumento de actividades sociales y lúdicas, reposo, trabajar la solución de problemas.

El proporcionar a nuestros perros un entorno social adecuado y tranquilo favorecerá que consigan gestionar mucho mejor el estrés y aprendan muchas más habilidades para manejarlo correctamente y mantenerse en niveles óptimos y saludables.

El estrés en el perro

 

Artículo de Andrea Rivas del Cuerpo Canino Terapéutico Lincoln