El Rincón de Gigi

Gafas de color de Rosa

Hay que ponerse gafas de color de rosa al contemplar a nuestros perros

Gafas de color de Rosa

 

Por desgracia, nosotros, como seres humanos que somos, tendemos a centrarnos en lo negativo, en lugar de en lo positivo. Para no caer en esta trampa, debemos ponernos gafas de color de rosa al contemplar a nuestro perro. Es decir, hay que hacer un esfuerzo consciente para centrarnos en las 999 veces en que nuestro perro hace lo que queremos, en lugar de centrarnos en la vez que hace algo que no nos gusta. ¡El trabajo en positivo!

Si nos centramos en los comportamientos que nos gustan y se los recompensamos, podemos transformar rápidamente el comportamiento de nuestro perro. Además, si ignoramos las actitudes que no nos gustan, y no recompensamos el mal comportamiento prestándole atención, tenemos la posibilidad de ir modificando conductas.

Por último, es especialmente útil aprovechar las situaciones en las que nuestro perro nos ofrece comportamientos deseados de forma natural: los perros saben tumbarse, sentarse, estirarse (hacer la reverencia) que son conductas que realizan espontáneamente a lo largo de la convivencia diaria. ¡Es una buena ocasión para capturar conductas que nos interesan!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *