El Rincón de Gigi

Las señales en el entrenamiento,

han de ser sencillas.

¿Qué tal responde tu perro a tus señales verbales?

Las señales en el entrenamiento

Si eres como muchas personas, puede que digas la señal más de una vez (“sienta, sienta, SIENTA”), o quizás hayas añadido alguna palabra antes o después de la señal (“siéntate, bonita mía”).

Un estudio reciente de Braem y Mills confirma que lo mejor es utilizar señales sencillas.

Los investigadores han comprobado que la respuesta del perro empeora cuando la señal es precedida por una palabra desconocida.

Además, diciendo el nombre del perro antes de una señal conocida no influía en cómo llevaba a cabo la acción, pero diciendo el nombre del perro antes de una señal recientemente aprendida empeoraba la respuesta del perro.

¿Te ha gustado?

¡Hasta la semana que viene!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *