muerte de un perro de terapia

Ante la muerte de un perro de terapia…

 Ante la muerte de un perro de terapia

Muchas de las intervenciones asistidas con perros tienen lugar en instituciones – residencias de ancianos, centros para personas con discapacidad, asociaciones – de modo que no solamente están al tanto de lo que sucede en las sesiones los propios usuarios, sino los demás compañeros de la institución y los profesionales también.

En consecuencia, es frecuente que muchas personas de las instituciones sepan sobre los perros de terapia.

Cuando se produce una muerte de alguno de nuestros perros de terapia, es absolutamente fundamental hablar de ello con todos los usuarios.

No hay que subestimar el impacto de la muerte; la muerte ajena – aunque sea de un perro – siempre recuerda la muerte propia.

Al hablar de esa muerte (tan sentida para nosotros), les damos a los usuarios la posibilidad de hablar sobre sus propios miedos y de alguna forma, despedirse de nuestro perro.

¡Adiós, Gigi!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *