Reencuentro con unos viejos amigos

Reencuentro con unos viejos amigos

Por Peggy Gilbert del Cuerpo Canino Terapéutico Lincoln

 

Hace unos días, tuvimos la oportunidad de reencontrarnos con nuestros amigos de APASCIDE (Asociación Española de Familias de Personas con Sordoceguera) en un centro cultural en el centro de Madrid.

Fuimos casi todos los del equipo de Madrid y los perros que nos ayudaron fueron Cuca, Terri, Samba y Soci.

El evento tuvo lugar en una gran sala que permitió acoger a usuarios de todas las edades, familiares y voluntarios que hicieron de intérpretes para aquellos usuarios que manejen la lengua de signos. ¡Nos facilitaron mucho nuestra labor! El espacio era grande y cómodo de forma que pudimos movernos a gusto y ¡hasta montar una pista de agility!

Reencuentro con unos viejos amigos

Cuca tuvo mucho éxito como siempre. Como es tan simpática y cariñosa, le cae bien a todo el mundo. Se dejó acariciar, cepillar, pero sin duda, lo que más le gusta es cazar gusanitos. Es un juego divertido en que los usuarios se turnan tirando gusanitos para que los perros los intenten cazar al vuelo. De todas formas, aunque se caigan al suelo, no hay problema. ¡Siempre los encuentra!

En la primera foto está diciendo por favor, y en la segunda, está con uno de nuestros amigos de APASCIDE que lo conocemos de otra ocasión. ¡Está claro que le gustan mucho los perros!

Reencuentro con unos viejos amigos Reencuentro con unos viejos amigos

Terri es muy comedido, especialmente con los niños. Aquí lo vemos cogiendo un premio con muchísimo cuidado, a un niño chiquitín. Generalmente, a Terri se le ve muy tranquilo y es un gusto contar con él en las sesiones. No obstante, cuando toca, le sale su lado juguetón. Le gusta mucho cazar moscas, que no suele hacer falta en las sesiones, y también, le gusta tocar el tambor que lo hace como un experto. ¡A los niños les gusta mucho ver a nuestro perro músico!

Reencuentro con unos viejos amigos Reencuentro con unos viejos amigos

Como buena cobradora que es, Samba nos trae cualquier cosa que nos haga falta. Ésa es una habilidad suya que nos viene estupendamente en las intervenciones asistidas con perros, a la vez que le permite realizar una actividad que le sale de forma instintiva. Aquí está a la espera de que una niña le lance un aro. ¡Muchos niños pudieron disfrutar lanzando objetos para que Samba se los llevara!

El buen cobro no está reñido con los momentos de calma. Si hace falta que esté tumbada y tranquila para que la acaricien, ¡se presta de inmediato! Le encantan las caricias y los niños disfrutan de su pelo suave y sedoso.

Reencuentro con unos viejos amigos Reencuentro con unos viejos amigos

Nos parece que el eslogan universal de la raza golden retriever es algo así como, ¡La vida es bella! Da la sensación que todo les parece bien. Si hay que tumbarse para que los niños se tumben al lado y disfruten del calorcita que da, ¡eso es lo que se hace! En la primera foto, está Soci con un niño del grupo que pasó bastante rato en el suelo tumbado a su lado. Él disfruto de su calor y ella disfrutó de las caricias.

De todas formas, el estómago manda también. Había un chico que estaba comiendo unas galletitas saladas, y cada vez que podía, Soci se escapaba y se iba corriendo hacia el chico, a ver si caía algo. ¡Al final lo consiguió!

Reencuentro con unos viejos amigos Reencuentro con unos viejos amigos

Para finalizar la jornada, regalamos a todos los participantes una simpática foto de los perros y los chicos regalaron a los perros unas chucherías en forma de corazón. Después, nos hicimos una foto todos juntos. ¡Nos lo pasamos bien todos!

¡Hasta la próxima!

Reencuentro con unos viejos amigos Reencuentro con unos viejos amigos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *