Terapia asistida con animales

Terapia asistida con animales: ¿Cuáles son las aplicaciones?

Por Peggy Gilbert del Cuerpo Canino Terapéutico Lincoln

La única limitación para las aplicaciones de la terapia asistida con animales es la imaginación. Son múltiples los tipos de centros y las condiciones de los usuarios (físicas y psicológicas) donde se puede practicar.

Pasamos a enumerar algunas aplicaciones:

Residencias de ancianos

Quizás sean las residencias de ancianos los sitios en los que más se ha extendido la terapia asistida con animales. Muchos ancianos se encuentran tristes o se sienten solos y la mera visita de un animal proporciona compañía, amor y algo con que ilusionarse. Algunas condiciones que pueden darse son las siguientes:

Demencia

La demencia es la pérdida de capacidades mentales suficientemente severa como para interferir en el funcionamiento social normal. En la demencia, la memoria, el juicio, el pensamiento abstracto y la personalidad en general están alterados. Las fallas en la memoria pueden ir desde la dificultad para recordar los nombres de determinados objetos, hasta la incapacidad para reconocer a los familiares, (Burch, 2003).

Terapia asistida con animales:  ¿Cuáles son las aplicaciones?

La enfermedad de Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad degenerativa del cerebro que en la actualidad no tiene cura. Provoca demencia progresiva y el síntoma básico es la pérdida de memoria. Otros síntomas pueden incluir problemas del lenguaje, con el razonamiento abstracto y con las capacidades visoespaciales. Puede haber cambios en la personalidad tales como apatía, agitación e incluso síntomas psiquiátricos (depresión, delusiones y alucinaciones).

Problemas auditivos

Muchos ancianos experimentan pérdidas auditivas que tienden a provocar el aislamiento social.

Dificultades visuales

La pérdida de vista es igualmente frecuente en los ancianos y además de las limitaciones físicas que supone, coarta las relaciones sociales.

Terapia asistida con animales:  ¿Cuáles son las aplicaciones?

Las actividades terapéuticas que se pueden realizar con los ancianos tienen que ver con lo cognitivo, con las actividades motrices (finas y gruesas), con la comunicación y con la vida cotidiana, (Burch, 2003).

Centros para personas con trastornos del desarrollo

El retraso mental

El retraso mental se caracteriza de “funcionamiento intelectual general significativamente por debajo de la media”, (Burch, 2003). Se pueden implementar programas de terapia asistida con animales en los programas de enseñanza (públicos y privados), en el tratamiento ambulatorio y en las instituciones residenciales.

Parálisis cerebral

Se trata de una condición en que alguna lesión cerebral – o antes, o después del nacimiento – causa cierto grado de parálisis. La causa más frecuente es por una lesión traumática durante el parto.  Ya que la mayoría de las personas que padecen parálisis cerebral tienen dificultades físicas, los objetivos de la terapia asistida con animales suelen ser de naturaleza física.

Terapia asistida con animales:  ¿Cuáles son las aplicaciones?

Autismo

El autismo es una discapacidad que básicamente afecta el lenguaje y habilidades sociales de la persona. Se suele diagnosticar durante los tres primeros años de la vida. El déficit más notable de los niños que padecen autismo, tiene que ver con la comunicación. El tratamiento con animales permite trabajar para aumentar el tiempo de atención, a utilizar el lenguaje verbal y a efectuar tareas comunes de la vida cotidiana.

Psicoterapia

La psicoterapia es un tipo de tratamiento psicológico en que se pretende provocar cambios en el paciente con el fin de aumentar su calidad de vida. Los animales pueden participar en lo siguiente:

  • Psicoterapia de juego con niños
  • Psicoterapia individual de adolescentes y adultos
  • Psicoterapia de grupo

Terapia asistida con animales:  ¿Cuáles son las aplicaciones?

Colegios

Son incontables las actividades que se pueden realizar en los colegios. Se pueden enseñar habilidades cognitivas; se puede ayudar a que los niños mejoren sus capacidades motoras; se pueden aprovechar los animales para programas acerca de los cuidados y adiestramiento de los animales empleando métodos amables.

Hospitales

Una de las primeras aplicaciones de la terapia asistida con animales en centros hospitalarios tuvo lugar durante la primera guerra mundial. Perros fueron llevados por la Cruz Roja al Centro de Convalecencia de las Fuerzas Armadas para hacerles compañía a los soldados que estaban ingresados en el Centro. Desde entonces, se ha aprovechado el apoyo de los animales en los hospitales para ayudar a los pacientes a olvidarse de sus enfermedades y dolores.

Terapia asistida con animales:  ¿Cuáles son las aplicaciones?

Programas de paliativos en el hogar

Los programas de paliativos en el hogar proporcionan una alternativa a un ingreso hospitalario. El objetivo principal de estos programas no es el de curar enfermedades, sino de aliviar el dolor en pacientes terminales y permitirles muertes naturales. En este caso, se puede aprovechar la terapia asistida con animales para visitas a domicilio.

Programas para pacientes con SIDA

Se trata de una enfermedad causada por una infección que ataca el sistema inmunológico del ser humano. Existe un estigma social muy acusado de modo que los pacientes que padecen el SIDA con frecuencia sufren el aislamiento social.

El objetivo principal de la terapia asistida con animales tanto en el caso de los programas de paliativos como con los pacientes con SIDA, es el de proporcionar compañía y apoyo. Los perros nos pueden ayudar para las siguientes actividades:

  • Proporcionar estimulación o conversación (hablar sobre la raza del perro)
  • Proporcionar compañía.
  • Proporcionar apoyo a los cuidadores y familiares de los enfermos que a menudo son olvidados.
  • Servir como distracción del dolor.
  • Proporcionar gratificación sensorial a través del tacto al acariciar al perro.
  • Ser una distracción de los problemas (los pacientes pueden aprender a enseñar trucos a los perros).

Terapia asistida con animales:  ¿Cuáles son las aplicaciones?

Centros penitenciarios y centros de menores

Quizás una de las áreas poco exploradas es la de los centros penitenciarios. Si bien, tradicionalmente, el objetivo de la privación de libertad ha sido el castigo, son cada vez más los centros en donde la meta primordial es la rehabilitación. Algunos de los programas más creativos son los que involucran a animales.

En la actualidad, hay varios tipos de programas implantados:

Los presos adiestran a perros procedentes de sociedades protectoras para que puedan adoptarse más fácilmente

Entendemos que éste es un planteamiento en que todos los involucrados salen ganando: los presos aprenden un oficio (con los beneficios físicos y psicológicos parejos), los centros penitenciarios proporcionan una actividad útil a los reclusos y a la sociedad, y muchos perros, que de otra forma serían sacrificados, son adoptados.

Los presos preparan perros para ser perros de asistencia (para personas con discapacidades de todo tipo)

Convertir a un perro en perro de asistencia es un proceso largo y costoso en todos los sentidos y con este tipo de programa se ponen a disposición de usuarios – que de otra forma no podrían acceder – perros de servicio plenamente preparados.

Los presos se encargan de cepillar y bañar a perros procedentes de sociedades protectoras

De esta forma, los presos aprenden un oficio – peluquería canina – y descargan las sociedades protectoras de trabajo.

Los presos determinan si los perros tienen aptitudes concretas para personas con discapacidades específicas

En un centro penitenciario de máxima seguridad en el estado de Washington (EEUU), hay una presa que padece epilepsia. Ella trabaja con perros para determinar cuáles tienen la capacidad para advertir de un ataque epiléptico inminente (recogido de Internet).

Los menores infractores se encargan del cuidado y adiestramiento de perros procedentes de sociedades protectoras

Además de aprender un oficio, los menores tienen la oportunidad de responsabilizarse de unos seres vivos que incide muy positivamente sobre su autoestima (T. Renaud, comunicación personal).

Salas de juicio

Una aplicación reciente de terapia asistida con animales ha sido en salas de juicio donde tienen que testificar niños. Se les enseña a los niños a hablar con (o en presencia de) un perro, y luego cuando entran en la sala, el perro está presente para proporcionar apoyo y control de estímulos, (Burch, 2003).

Hemos relatado algunas de las aplicaciones de terapia asistida con animales. Como se puede apreciar de los numerosos entornos en que se practica, los animales son excelentes embajadores en casi cualquier entorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *